Skip to main content

¿Cómo Ecuador regula la inteligencia artificial?

¿Cómo Ecuador regula la inteligencia artificial?
La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), organismo especializado de las Naciones Unidas para las tecnologías de la información y la comunicación, realizará la sexta cumbre sobre inteligencia artificial (IA), en Ginebra. Uno de los temas a tratar será la regulación sobre esta tecnología.
El evento se realizará este 6 y 7 de julio del 2023. De hecho, la ONU solicitó una semana antes de esta cumbre, denominada: IA para siempre, que países y empresas avancen en la regulación de la inteligencia artificial. China y a la Unión Europea (UE) ya trabajan en normativas.
Los países de la región también han presentado sus propuestas de leyes para el uso de la IA. Por ejemplo, Perú aprobó una ley, de carácter declarativo, para promover el uso de la inteligencia artificial, en mayo pasado. Asimismo, Chile presentó un proyecto de ley que busca regular los sistemas de IA.
Ecuador no tiene un proyecto de ley para el uso y regulación de inteligencia artificial todavía. Sin embargo, Diego Bassante, líder de Asuntos Gubernamentales y Regulatorios de IBM América Latina, señaló la necesidad de promulgar una normativa sobre esta tecnología. En primer lugar, nosotros, desde IBM, estamos a favor de una regulación de inteligencia artificial. Pero, esta regulación debe ser fruto de un consenso amplio. Que tome en cuenta, desde luego, las voces de las empresas de tecnología que más saben la inteligencia artificial como IBM. Pero, también a todos los actores que están involucrados en el ecosistema, como la academia, el gobierno y quienes llevan adelante negocios y operaciones con inteligencia artificial. Creemos que las mejores regulaciones y leyes son fruto de un consenso. En segundo lugar, tiene que ser clara, que marque la cancha correctamente para todos, y además, tiene que ser, esto quizás uno de los puntos más importantes, tiene que ser flexible. Es decir, tiene que permitir el espacio necesario para que la innovación siga sucediendo, esto mientras protegemos los derechos y de los ciudadanos y los valores. Pero, no debe ser una camisa de fuerza, menos aún en estos momentos donde estamos todos recién aprendiendo cuáles son las aplicaciones de la inteligencia artificial. Además, en el caso ecuatoriano, una ley de regulación de inteligencia artificial tendrá que estar en armonía y alineada con la ley de protección de datos personales, que se aprobó hace dos años y cuyo régimen sancionatorio entró en vigor el 26 de mayo de este año. En un sistema de inteligencia artificial hay algunos riesgos de entrada y de salida. Entre los riesgos de entrada podemos mencionar la privacidad de los datos, que es un derecho constitucional. Además, también está la calidad de los datos. Es decir, un sistema de inteligencia artificial que haga una ingesta con datos que no son de calidad, evidentemente va a producir resultados que no son los idóneos. Otro tipo de riesgo es la transparencia en la ingesta de esos datos y en particular lo que se denomina sesgo representacional. Un riesgo de salida es el copyright. Si yo entreno y alimento a un sistema con textos, imágenes, videos hechos por alguien ¿en qué medida se puede atribuir esta propiedad a los a los autores originales? Por eso es tan importante la transparencia. Nosotros vemos con buenos ojos una posible regulación de inteligencia artificial basada en riesgos. Es decir, que se haga una categorización previa de los riesgos y que no regule la tecnología en sí. Un ejemplo de este tipo de regulación es la Ley de inteligencia artificial recientemente aprobada por el Parlamento Europeo y que ahora está en la negociación tripartita entre Parlamento, Comisión y Consejo, supongo que sufrirá cambios menores, pero no de fondo en cuanto a la aproximación basada en riesgos. En Europa clasifican los usos de inteligencia artificial en cuatro riesgos que son: alto mediano, bajo e inaceptable. Es decir, hay usos de inteligencia artificial que son completamente inaceptables. Por ejemplo, actividades policiales predictivas o categorización de emociones en las personas.   Las empresas deben a empezar cumpliendo la ley de protección de datos personales. No se puede hablar de un sistema de inteligencia artificial bien construido sin protección de datos. Esa ley ya está en vigor en Ecuador desde hace más de dos años. Las empresas pueden empezar a empaparse de esta realidad y empezar a implementar las acciones correspondientes, como capacitar a sus empleados en el manejo de estos sistemas, designar el delegado de protección de datos, que es la persona que va a asesorar y acompañar a la empresa en la implementación un sistema de protección de datos, tener medidas de ciberseguridad y más. Por un lado es implementar nueva tecnología, pero por otro lado también es tomar conciencia de que los datos de nuestros usuarios o clientes tienen un valor y que por lo tanto tienen que ser protegidos. Más noticias