Skip to main content

Michael Morales derrotó a Max Griffin y es sensación por sus golpes en la UFC

Michael Morales derrotó a Max Griffin y es sensación por sus golpes en la UFC
Morales mostró su crecimiento en esta actividad y, sobre todo, su potencia en golpes, que validaron el resultado sobre Griffin. Los jueces le dieron un triunfo de 15-0 sobre su rival.
Los tres rounds de Morales ante Griffin evidenciaron un combate que fue considerado de alto nivel técnico. Pero el ecuatoriano fue superior, con golpes directos y potentes que impactaron varias veces en el rostro de su rival.
El primero round fue parejo. Allí se vio a Morales fuerte y potente con los golpes y también con las patadas. Su rival respondió bien y también atacó.
El segundo round fue más emocionante en la que Morales dio algunos golpes que le dieron una ventaja sobre Griffin. Este respondió bien a la propuesta del ecuatoriano. En el tercero, Morales mandó al piso a su rival y conectó más golpes, que le dieron el triunfo, que después fue validado por las calificaciones de los jueces. Morales, que hizo su tercer combate en la UFC, es considerado uno de los talentos de la nueva generación de esta actividad. El combate del peleador, nacido en la provincia de El Oro, se realizó en e l UFC Apex de Las Vegas, Nevad a, como parte de la cartelera UFC Vegas 76. El deportista orense llegó invicto al combate, con un récord profesional de 14 triunfos, sin derrotas. Michael Morales Hurtado, de 24 años, llegó a la UFC en el 2021. Desde niño ha estado involucrado con los deportes de combate. En septiembre del 2021 derrotó a Nikolay Veretennikov (Kazajistán), en el UFC Apex de Las Vegas, en un combate que fue parte de la cartelera del Danna White’s Contender Series. Luego de eso firmó su contrato con la UFC. Se convirtió así en el tercer ecuatoriano en llegar a esa empresa. A mediados del 2022, entre el 22 de junio y el 30 de julio de ese año logró dos contundentes triunfos en la UFC. Lo hizo por nocauts técnicos ante Trevins Giles y Adam Fugitt. Antes Max Griffin, de 37 años, fue uno de los combates más exigentes porque su rival venía de derrotar a rivales de la talla de Colby Covington, Thiago Alves, Alex Oliveira y Carlos Condit, entre otros. En la UFC se considera al ecuatoriano como una futura superestrella de las artes marciales mixtas (MMA).